Sábados a las 22.30h | Entrada a la gorra

El juego como disparador para atravesar nuestros miedos y por fin amarnos. ¿Cómo lo hiciste? Contame. La mano que a veces nos retiene, al mismo nos empuja, pero hacia donde? Chau, chau, chau! Dulce transito por el cementerio, aquellos que siguen estando cuando todo lo que necesitamos es un abrazo. La soledad y el sueño de ese amor que estará por llegar. Chin Chin! Encuentro prometedor al borde del abismo, seremos el reflejo de nuestras miserias. Me re cabes!
Por suerte tenemos el don de reírnos de nuestras desgracias y no tengas dudas que Yo sin vos no puedo.

Sábados a las 22.30h | Entrada a la gorra

Reservá tu lugar Acá